Bodega Paimán
paiman
20405
home,page,page-id-20405,page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-1.8.1,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive

El Sueño

Un lugar único

Situado a 1.720 metros sobre el nivel el mar, el terroir reúne condiciones de suelo y clima únicos en el mundo.

Dicen que Dios no nos hubiera dado la capacidad de soñar sino pudiéramos hacer realidad nuestros sueños. Por ello confiamos que podíamos hacer realidad la fantasía de la vid en un valle que nos cautivó desde el primer día.

Desafiando todos los pronósticos, consejos y advertencias, pudo más la pasión que la razón.

La Vocación

Desafiando lo establecido

La innegable vocación por desafiar lo presuntamente establecido, hizo que el Valle de Chañarmuyo sea hoy un oasis para el nuevo vino argentino de altura y sus nobles cepas.

Nada sería fácil. Había que empezar, todo de cero. Sin información, sin recursos, sin antecedentes. “Zona muy fría, solo para nogales”, decían. La Fe pudo más.

El potencial

Enamorados de un terroir único

Convencidos del potencial de este terroir único y enamorados de la majestuosa y serena belleza del valle, asumimos el desafío. Tras años de esfuerzos, excelentes asesoramientos, paciencia y dedicación, vimos los primeros frutos de lo que hoy es una viña única en Argentina, reconocida como zona con identificación geográfica propia (IG). Vinos de alta gama y reconocimiento internacional para sorpresa de muchos. La nueva viticultura de altura en un suelo muy antiguo.